Mail: info@adaec.es Telf. +34 607 83 47 92/ 607 53 19 36 / Lunes, miércoles y viernes de 10 a 12h

Endometriosis y discapacidad

-ENDOMETRIOSIS-

Endometriosis y discapacidad

Uno de los síntomas de la endometriosis puede ser la infertilidad. Aproximadamente, entre el 30% y 50% de las pacientes con endometriosis presentan esterilidad o tienen algún problema para conseguir el embarazo natural.  Las causas de que esto se produzca en algunas mujeres pueden ser obstrucción de las trompas, o presentar una reserva de ovocitos reducida, bien en cantidad o en calidad o por ausencia por consecuencia de las cirugías de órganos reproductores.

. Pero hay algo más que relaciona endometriosis e infertilidad, desde hace tiempo se sospecha que la endometriosis puede causar alteraciones también en el endometrio, la parte del útero donde los embriones se tienen que implantar y crecer.

 

Las mujeres que padecen esta enfermedad y desean la maternidad deberían consultar su caso con un especialista en reproducción si después de 6 meses manteniendo relaciones sexuales sin protección, no lograsen el embarazo. 

La endometriosis es una de las principales causas de infertilidad hoy en día, pero los tratamientos de reproducción asistida son muy eficaces en estos casos. En función de la severidad de la endometriosis y la evolución que vayan presentando los tratamientos, las técnicas adecuadas serán unas u otras.

La inseminación artificial (IA)

Está indicada para pacientes jóvenes con endometriosis leve (grado I y II). Consiste en la colocación de una muestra de semen, previamente preparada en el laboratorio, en el interior del útero de la mujer con el fin de incrementar el potencial de los espermatozoides y las posibilidades de fecundación del óvulo. De esta manera, se acorta la distancia que separa al espermatozoide del óvulo y facilitamos el encuentro entre ambos, aumentando las posibilidades de conseguir el tan deseado embarazo. No es necesario la extracción de óvulos de  la mujer.

La fecundación in vitro (FIV)

Es la técnica de elección para pacientes con una afectación mayor tipo III o IV, y también cuando la IA ha fallado en las mujeres que tenían mejor pronóstico. La Fecundación in Vitro es una técnica de laboratorio que permite fecundar un óvulo con un espermatozoide fuera del útero. Para ello es necesario estimular la producción ovárica y extraer los óvulos previamente.

Ovodonación

Cuando los óvulos como los embriones de pacientes con endometriosis tienen una mala morfología o se ha visto afectada la fecundación y el posterior desarrollo del embrión, las mujeres con una endometriosis grave y/o varios ciclos de FIV fallidos pueden recurrir a la ovodonación como última opción para lograr el embarazo. De hecho, el 10% de las receptoras de óvulos de donante son pacientes con endometriosis.

La ovodonación también está indicada en los casos donde los endometriomas del ovario impiden la punción folicular para recuperar los óvulos.

Preservación de la fertilidad

Puesto que la endometriosis es una enfermedad progresiva y la edad de la mujer también agrava la situación de infertilidad, las mujeres diagnosticadas con endometriosis pueden recurrir a que vitrifiquen sus óvulos.

De esta manera, se consigue que la calidad de los óvulos no disminuya para que el tratamiento de FIV sea más exitoso. Además, hay que recordar que la reserva ovárica también se ve afectada con la endometriosis.